• +51 986 686 066
  • info@clinicadeojosopero.com
  • Lun - Sab: 5 pm - 9 pm
c_blefaroplastia_header
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Cirugía De Blefaroplastia

Con el pasar de los años los tejidos van perdiendo fuerza y es notoria la flacidez de la piel, los ojos no son la excepción. Cuando tenemos esas famosas bolsas en los ojos o la mirada cansada se requiere realizar una cirugía de parpados o mejor conocida como Blefaroplastía.

Esta cirugía puede ser realizada tanto en los parpados superiores como en los inferiores un mismo día.  En cuanto a los párpados superiores su objetivo es retirar el excedente de piel y en algunos casos retirar un exceso de tejido graso.  Aunque en el parpado inferior varía según el caso y la técnica operatoria.

Cabe resaltar que dependiendo del paciente se requiere combinar estas técnicas mencionadas con procedimientos como LÁSER o Injerto graso con células madre, con el fin de lograr mejores resultados.

Hay que tomar en cuenta que la blefaroplastia no elimina las arrugas ni la caída de las cejas. Pero puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato.

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son: problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

Cirugía

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía. Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, pocas veces anestesia general, dependiendo de las preferencias de su cirujano.

La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. A través de estas incisiones se extirpa el exceso de grasa y el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en una línea clara casi invisible. Los resultados son de un aspecto más joven y en muchos casos los resultados son permanentes.

Share this post with your friends

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

1 comentario en “Blefaroplastia”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.