• +51 986 686 066
  • info@clinicadeojosopero.com
  • Lun - Sab: 5 pm - 9 pm
c_correccion_header
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

La cirugía refractiva es la solución definitiva para diversas patologías, denominadas defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). La cirugía refractiva permite conseguir una correcta visión sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

El láser, con su precisión, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido corneal necesarias y modificar la refracción ocular para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la retina.

El láser excímer es el apropiado para tratar miopías de entre 1 y 10 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 5 dioptrías, con o sin astigmatismo.

Consiste en el tallado y remodelación con el láser del espesor del tejido de la córnea, en función del defecto y del número de dioptrías a corregir.

La intervención se efectúa en pocos minutos, sin ningún dolor, gracias a la anestesia tópica (por medio de gotas) y sin necesidad de ingreso. La técnica Lasik es la más extendida de las operaciones láser de miopía; es muy segura y eficaz y corrige simultáneamente la miopía y el astigmatismo.

Consiste en la modificación de la forma de la córnea mediante la aplicación del láser Excimer en su interior. Previamente se ha levantado una fina capa de tejido corneal que posteriormente es recolocada y se adhiere sin necesidad de puntos. La corrección del defecto refractivo, se realiza de esta manera, con mínimas molestias para el paciente y una recuperación muy rápida. Existen otras variantes de esta técnica, conocidas como Lasek, Epilasik y Leptolasik. Nuestro oftalmólogo elegirá la más conveniente para su caso.

La cirugía láser de miopía mejora la calidad de visión nocturna, evitando halos y reflejos; y aumenta la sensibilidad al contraste garantizando la mejor agudeza visual.

La anestesia para esta técnica quirúrgica es tópica y no es necesario el vendaje ocular postoperatorio. La precisión y seguridad de la técnica LASIK hacen de ella el procedimiento quirúrgico de elección para la mayoría de los defectos refractivos.

Cuidados después de la cirugía láser

Tanto la intervención como la recuperación son rápidas, sobre todo si no existe ningún contratiempo ni otra patología asociada. No obstante, con frecuencia su visión tardará algunos días en ser tan buena como la que usted tenía con sus gafas o lentes de contacto antes de la intervención.

Aunque durante algunas semanas podrá tener algunas alteraciones visuales que debe entender como normales:

– Disminución de su capacidad visual en condiciones de baja iluminación.

– Halos o destellos al mirar directamente algún foco luminoso.

– Ligeros cambios en su capacidad visual durante el período de cicatrización (5 semanas).

En un plazo máximo de dos meses se tendrá realizar una refracción para valoración. En caso de ser necesarias gafas o lentes de contacto serán de poca graduación y probablemente solo las necesitará ocasionalmente.

Share this post with your friends

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.