• +51 986 686 066
  • info@clinicadeojosopero.com
  • Lun - Sab: 5 pm - 9 pm
c_vitrectomia_header
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

La vitrectomía es una técnica de microcirugía ocular que se utiliza para extraer el vítreo, es decir, el gel transparente que rellena la cavidad ocular. Se trata de un procedimiento que permite que pacientes que pierden la visión, puedan mantenerla o recuperarla a niveles muy satisfactorios.

La técnica está indicada para curar enfermedades propias del vítreo pero, aun estando el vítreo en buenas condiciones, puede ser necesario extraerlo para trabajar directamente sobre la retina y tratar otras enfermedades que afecten a este tejido.

¿Qué enfermedades se tratan con una vitrectomía?

 

– Retinopatía diabética

– Desprendimiento de retina

– Heridas oculares o traumatismos

– Agujeros maculares y múltiples degeneraciones maculares

– Problemas secundarios o inflamaciones del ojo

– Patologías relacionadas con la alta miopía

– Complicaciones después de operaciones de cataratas

– Complicaciones derivadas de la uveítis

Cirugía

El cirujano realiza tres microincisiones (menos de 1 mm) en la esclera o pared externa del globo ocular, a través de las cuales se accede a la cavidad vítrea y se introducen delicados instrumentos para practicar la intervención.

Durante la cirugía, en algunos pacientes se inyecta gas en la cavidad ocular, que favorece el proceso de reparación de la retina y que se va absorbiendo progresivamente. En otras ocasiones, en lugar de gas se usa aceite de silicona, que no desaparece naturalmente y que puede tener que extraerse en una segunda operación, pasados unos meses, siempre y cuando el oftalmólogo lo aconseje.

La vitrectomía se lleva a cabo con anestesia local y dura entre una y dos horas, dependiendo de la patología. A veces se combina con otros procedimientos paralelos, como la cirugía de catarata o el trasplante de córnea, si también se requiere actuar sobre otros tejidos.

Después de la intervención

Normalmente se retira el parche oclusivo del ojo al día siguiente. Es posible que el paciente note molestias leves tras la operación, como sensación de cuerpo extraño o roce al parpadear, ojo rojo e hinchazón palpebral.

Luego de esta cirugía de vitrectomía se mantiene el ojo ocluido normalmente hasta el día siguiente en que el ojo ya queda destapado. Se indican gotas antibióticas y antiinflamatorias y el paciente puede realizar su vida prácticamente normal, evitando deportes por un tiempo prudencial.

En el caso de tener aire o gas se pedirá que evite dormir boca arriba por dos motivos: para evitar el contacto permanente de este sobre el cristalino que puede generar catarata y para que cumpla su función de presionar la retina contra la pared del ojo para que esta se cicatrice.

Debe tenerse en cuenta que la recuperación no es inmediata y que los primeros resultados se aprecian tras varias semanas o meses. En los casos en los que se inyecta gas o aceite de silicona, la presencia de estas sustancias provoca mala visión, que va mejorando gradualmente.

Riesgos

Los riesgos de una vitrectomía son menores que los beneficios que se esperan para mejorar la visión después de la intervención. Algunos de los posibles riesgos son sangrado postoperatorio, desprendimiento de retina, aumento de la presión ocular en el postoperatorio, catarata o infección.g

Share this post with your friends

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.